Los previos de micrófono son algo especialmente importante en cualquier estudio. Sin embargo, muchas personas no conocen cuál es la función de un previo de micro ni por qué es importante. Aunque su nombre completo, preamplificador, puede darte una idea de qué se trata, voy a explicarte en este artículo todo lo que necesitas saber y la mejor forma para sacarle todo el partido. ¡Sigue leyendo!

La señal de línea

Antes de explicar qué es un previo de micro, es importante hablar de la señal de línea. La mayoría de los aparatos de audio, tales como reproductores de CD u otros equipos Hi-Fi, además de instrumentos como teclados, sintetizadores, módulos, o hasta las tarjetas de audio de los ordenadores, trabajan con un nivel de señal determinado. Ese nivel de señal, que no deja de ser un voltaje eléctrico, es el llamado nivel de línea.

Este nivel de línea se establece como estándar en todos los dispositivos mencionados para asegurar que cualquier aparato, independientemente de la marca, sean compatibles entre sí y puedan conectarse entre ellos sin problema. Sin embargo, hay ciertos dispositivos que no trabajan a nivel de línea, por lo que no se pueden conectar directamente. Los tipos más frecuentes son:

Platos giradiscos. a este tipo de señal se le suele denominar ‘nivel de señal de phono’

Guitarras eléctricas y bajos: su nivel de señal suele llamarse ‘nivel de señal de instrumento’. 

Micrófonos: utilizan lo que denominamos ‘nivel de señal de micro’.

Por tanto, todos estos aparatos que no tienen el nivel de señal de línea o estándar, deben utilizar un previo, que será capaz de convertir su nivel al de línea para que puedan conectarse al resto de dispositivos.

¿Qué es un previo de micro o preamplificador?

Como bien te he comentado, un previo de micro es un aparato que convierte el nivel de señal de micro al nivel de señal de línea, amplificando así su voltaje para poder conectarlo a otros dispositivos. Aunque evidentemente también existen previos para instrumento y para phono, hoy nos centraremos en el previo de micro o preamplificador.

Cuando emitimos cualquier sonido, ya sea mediante la voz o desde algún instrumento, lo que estamos haciendo es excitar el aire con las ondas sonoras. Este aire en movimiento lo que hace es excitar a su vez una membrana (o bien una cinta de aluminio) que tienen los micrófonos. Esta membrana, al estar en movimiento, crea una corriente eléctrica muy pequeña, la cual no puede utilizarse para grabar sonidos. Por tanto, mediante los amplificadores de micro podremos amplificar esta corriente. Existen muchos tipos de previo de micro, pero ninguna de dichas opciones podrá amplificar la señal sin ninguna distorsión. Por eso, dependiendo del tipo de previo de micro que tengamos, conseguiremos un sonido característico u otro, dándole más o menos “color”. Podrás encontrar previos de micro de las siguientes formas:

  • Incorporados a canales de mesas de mezcla: siempre que veas entradas o canales Mic en un mezclador, sabrás que tiene previo/s incorporado/s.
  • Incorporados a la tarjeta o interface de audio: exactamente lo mismo que si estuviera en una mesa.
  • Como aparato autónomo

¿Por qué es necesitas un previo de micro o preamplificador?

Existen cientos de marcas, modelos, configuraciones y variaciones de previo de micro, por lo que la decisión de adquirir uno determinado se basa en muchos factores. Sin embargo, existen varias razones por las que elegir un buen previo de micro es importante.

  • Un preamplificador de micro o un previo de micro tiene la función de amplificar la señal de salida, ofreciendo así distintos sonidos. Una de las cosas a tener en cuenta es que el previo ofrezca una señal limpia y precisa, que evite el ruido, evite la distorsión y tenga mayor rango dinámico. Todo ello se consigue gracias a previos de micro de alta calidad, que no sólo aumenta la señal, sino que tiene en cuenta estas características.
  • Un previo de micro busca amplificar el sonido de la forma más transparente posible, por lo que un buen preamplificador te dará una señal mucho más clara que los preamplificadores más económicos, que por lo general generan algún ruido de fondo. 
  • El color es otra de las cuestiones que deberás tener en cuenta, dependiendo siempre del efecto que quieras para tus grabaciones. 
  • Por último, deberás saber qué tipo de grabaciones, instrumentos y en qué situaciones grabarás. Por ejemplo, si quieres grabar una batería en directo puedes montar varios previos de 8 a 32 canales.  

Si ya has montado tu Home Studio y te has decidido a incorporar algún previo de micro concreto… ¡cuéntamelo en los comentarios!