Si estás montando tu propio Home Studio quizás te surjan multitud de preguntas respecto a los elementos técnicos que deberás comprar, y entre ellos, los tipos de micrófonos que existen. Los micrófonos son una parte esencial de un estudio casero, ya que será tu forma de grabar las pistas de audio de tu voz o instrumentos, y a mayor calidad mayor éxito. Por eso, hoy te damos las claves para que puedas elegir el tipo de micrófono que más se adapte a tus necesidades.

Tipos de micrófonos según su construcción

Probablemente ya tengas alguna noción del funcionamiento de un micrófono. En este caso vamos a hablar de tipos de micrófonos según su transductor. ¡No te asustes! Esta palabreja es sólo una palabra técnica para designar aquellos dispositivos que son capaces de transformar la energía acústica en eléctrica. Te lo explicamos más detalladamente a continuación.

Micrófonos dinámicos

Los micrófonos dinámicos son aquellos que recogen el sonido a través de las variaciones de presión que ejercen las ondas acústicas en el diafragma. Este movimiento genera que la bobina que lleva adherida se mueva también, lo que provoca una variación en el campo magnético generado por un imán cercano al conjunto. De esta manera, el sonido se ha convertido en una pequeña señal eléctrica.

Los micrófonos dinámicos suelen caracterizarse por ser muy robustos y fiables, y no necesitan baterías ni alimentación externa. Además, no son muy sensibles, por lo que son una buena opción para la grabación de baterías, amplificadores, o instrumentos que generen mucha señal… Sin embargo, también se pueden usar con voces, por lo que son muy polivalentes. Por otro lado, cuentan con la ventaja de ser bastante asequibles, y con un cuidado básico suelen durar mucho tiempo. Por ello, son una buena compra si estás empezando en esto de la grabación en casa. 

Tipos de micrófonos de condensador

Funcionan con un condensador que genera electricidad dependiendo de la distancia entre sus dos componentes (membrana y placa). Para hacerlo, este sistema necesita estar cargado con una corriente de 48v. Las ondas sonoras serán las que muevan la membrana en mayor o menor medida. Los micrófonos de condensador pueden ser de diafragma grande (LCDs) y de diafragma pequeño. 

Generalmente son mucho más sensibles que el resto de tipos de micrófonos, por lo que la señal será más fuerte. Son una opción perfecta para la grabación de voces, cuerdas, pianos, etc… Si prefieres uno más polivalente, elige un micrófono de condensador de diafragma grande, pues captará un mayor rango de frecuencias. Es uno de los mejores tipos de micrófonos si estás empezando con tu Home Studio. 

Micrófonos de cinta

En este último caso, vamos a hablar de los micrófonos de cinta o los llamados micrófonos de velocidad. Este tipo de micrófonos funcionan gracias a una tira fina de aluminio la cual se mueve entre dos imanes. Era muy típico encontrarse estos tipos de micrófonos en antiguos estudios, pero dada su fragilidad, se han realizado cambios técnicos que han permitido adaptarlos a las necesidades actuales. Se caracteriza por captar los sonidos de forma suave, generando un sonido vintage que nada tienen que ver con los de condensador. Son muy delicados, por lo que requieren de un exhaustivo cuidado y de ciertas aplicaciones para evitar su deterioro. 

¿Ya te has decidido por los tipos de micrófonos que quieres en tu Home Studio?  ¡Pues es momento de crear!